Primer año “limpia”

por | Oct 17, 2017 | Experiencias | 0 Comentarios

 17 de Octubre de 2016, no eran aún las 8:00 de la mañana cuando me llevaban al quirófano, rumbo a lo desconocido… No sé cuántas horas estuve dormida en realidad, sólo recuerdo soñar que escribía (sería una señal que me mandaba el destino).

Cuando me desperté, mi cuerpo tenía 2 tumores, 23 ganglios linfáticos y una teta de menos. No era el mejor de los panoramas, y me quedaba todo el tratamiento por delante 

Pero desde ese día, no me ha abandonado la buena suerte. La resonancia estaba bien. El pet-tac confirmaba que no había más tumores en ningún sitio. Las gammagrafías óseas no veían nada tampoco en los huesos, aunque tenemos que seguir vigilando. Me pude poner los 14 ciclos de quimioterapia sin tener problemas de defensas ni ninguna otra complicación. Seguido, las 25 sesiones de radio, que aunque me dejaron la piel quemada, recuperó bastante rápido. El brazo amenaza de vez en cuando con el linfedema, pero no ha pasado de ahí el tema. Todas las analíticas dicen que los marcadores tumorales están a raya. El tamoxifeno me está dando guerra, pero es «soportable» casi todos los días ??

Hoy podría ser un aniversario triste, por esos pedazos de mi cuerpo, y también de mi alma que se quedaron en aquel frío quirófano. Pero yo prefiero celebrar que llevo 365 días limpia 

 ¡Jódete cáncer!